banner

Del 'Machillo', las críticas y Mr. Klinsmann

16 Oct 15
Claudio Villalobos

En un artículo para el sitio de la Liga de Fútbol de los Estados Unidos, Matthew Doyle escribió para abrir su comentario una frase del escritor Kurt Vonnegut,  “Laughter and tears are both responses to frustration and exhaustion. I myself prefer to laugh, since there is less cleaning up to do afterward.  (La risa y las lágrimas son respuestas a la frustración y al agotamiento. Yo prefiero la risa  ya que hay menos limpieza que hacer más tarde). Mientras tanto Fox Soccer tituló su crónica del juego  “USA's misery continues with lifeless loss against Costa Rica (La miseria de los Estados Unidos continúa con un derrota sin vida ante Costa Rica).”

Las críticas hacia el técnico Jurgen Klinsmann crecen en intensidad y cantidad debido al pobre desempeño de un equipo que trabaja con todas las condiciones y facilidades necesarias pero que solamente ha podido ganar un juego en la CONCACAF de sus últimos seis. El técnico germano no las ha tenido todas consigo desde un inicio y hay muchos que reclaman un retroceso importante en el equipo de las barras y las estrellas desde su llegada.

Ciertamente no le ha ayudado a Klinsmann que el cambio generacional se muestra lento en alcanzar el nivel requerido sobre todo  cuando otras selecciones del área muestran un progreso muy importante, pero tampoco le ayuda su desdén por dar oportunidad real a nuevas figuras de la MLS, en momentos cuando la liga goza de su mayor nivel de popularidad.

La insistencia del alemán de jugar sin un creativo produce como resultado que el equipo tenga como base para su funcionamiento la velocidad, la fortaleza y la condición física de sus jugadores como únicas armas para doblegar las estructuras defensivas de los rivales. Los experimentos  del técnico alemán improvisando jugadores en posiciones a las que no están acostumbrados a jugar sobre todo en los laterales no solamente ha facilitado el trabajo de sus rivales sino que le ha hecho ganarse a Jurgen el calificativo de “mad scientist” (científico loco) por parte de algunos de sus detractores.

La Selección de los Estados Unidas sigue siendo respetada en el área y algunos aún no se atreven a despojarla de su etiqueta de favorita para clasificar al Mundial, pero es evidente de cara a su desempeño durante el 2015 que ya no inspira temor en ninguna parte, y hasta hay quien se atreve a decir que corre peligro de quedar eliminada prematuramente. Todo lo anterior gracias a Klinsmann quien sigue casado con la continua experimentación y cambios de formación en todos los niveles de las selecciones en Estados Unidos.

Klinsmann cambia de un juego a otro de una manera radical su formación, a tal punto que contra México prefirió a jugadores veteranos en posiciones que no desempeñan regularmente, mientras que en el juego ante Costa Rica se decantó por un equipo más joven e inexperto, pero con los mismos resultado de juego confuso en lo táctico y deficitario en lo individual.

La era  de Jurgen Klinsmann pasa hasta ahora y después de largo tiempo –“too long” (muy largo)- para muchos, con más penas que glorias y las últimas actuaciones han incrementado las llamadas de atención en cuanto a la necesidad de un cambio en el timón del equipo nacional de los Estados Unidos. Después de la “triste” performance ante Costa Rica un temor parece generalizarse en la prensa de la tierra del tío Sam, en cuanto a las verdaderas posibilidades del equipo para superar la primera fase de la eliminatoria, temor que parece alcanzar niveles de película de Halloween cuando se mencionan las visitas a ciudad de Guatemala y Puerto Príncipe.

Semanas  previas al inicio de la eliminatoria, Costa Rica bajo el mando de Óscar Ramírez, Honduras con Jorge Luis Pinto y México con Juan Carlos Osorio parecen retomar protagonismo mientras la selección gringa continúa sumida en serios problemas de funcionamiento con un técnico más cuestionado que nunca, aunque para su beneplácito sigue siendo defendido por la persona que mas cree en él –quizás el único- el presidente de U.S. Soccer Federation Sunil Gulati  para quien el germano es más que un ídolo.

El técnico alemán parece sentirse inmune y hasta acuerpado por una prensa que despotrica  a ratos, pero solamente a sus espaldas, ya que nadie se atreve a enfrentarlo aún después de sendos fracasos como la semifinal perdida ante Jamaica en la Copa de Oro, no clasificar a los Juegos  Olímpicos  y ser dominado inobjetablemente por México en el partido clasificatorio a la Copa Confederaciones.

El único elemento que parece haber progresado durante el tiempo de Jurgen al mando del equipo nacional son las críticas de los aficionados cansados de los pobres resultados y de las opiniones en su contra de quien consideran un técnico arrogante y muy político (mucho verbo y pocos resultados). Klismann descalifica a la afición como poco conocedora e inmadura con respecto a sus conocimientos del fútbol.

"When you're on the floor, you have to get up." (Cuando estás en el piso, debes ponerte de pie) expresó Klinsmann después del juego ante Costa Rica, sin embargo el problema no es ponerse de nuevo en pie sino en qué condiciones caíste y si te va a alcanzar al cuenta de protección una vez más.

{fcomment)


Últimas noticias

Tabla Copa Oro

banner

Fechas y resultados

banner

Seguínos en Facebook

Sobre nosotros

Somos un diario digital costarricense fundado el 13 de agosto del 2008, propiedad de Grupo Tico Deporte S.A.  |  2017

Copyright Ⓒ