banner

Disfrutemos de Curry, pero con medida

10 May 16
Leonardo Pandolfo

Resulta ser que el fenómeno de Stephen Curry vino de golpe y nos atropelló en cuestión de un par de años. Muchos todavía están encandilados y apenas se recuperan de una especie de onda expansiva que provoca ese talento casi sobrenatural que tiene este pequeño “distribuidor” para anotar desde cualquier lugar de la cancha y manejar el balón como si lo tuviera pegado a la mano. Pero a mí hay algo de él que me genera desconfianza o un freno en la admiración por esa virtud.

No tengo nada en contra de las figuras que destacan demasiado por sobre el resto de sus compañeros, aunque yo prefiero los jugadores que funcionan para el equipo, o la suma de dos o tres role players –jugadores que destacan en una faceta del juego, pero cumplen con lo demás-. Pero el caso de Curry es diferente a lo que nos maravilló de Jordan o a lo que cautivó, a los que me ganan en años, de Larry Bird, Magic Johnson o si nos vamos más atrás de Dr. J o Kareem Abdul Jabbar, etc.

Lo de Curry es como una especie de pacto con el aro. No importa de dónde lance la pelota –en los calentamientos incluso lo hace desde los pasillos de acceso entre los vestidores y los banquillos- parece que siempre va a entrar.

El gesto de los rivales ya no es de sorpresa, con esa cara de: “No puede ser que haya hecho esa jugada o esa canasta”, ya el gesto es de cólera, de impotencia, de enojo; como diciendo: “Qué necio este enano anotando triples desde todo lado”.

Los que vemos los partidos de los Warriors sin estar involucrados sentimentalmente con el rival, disfrutamos de esas canastas imposibles y prácticamente nos reímos cuando vemos entrar el balón, o cuando lo vemos correr en círculos con la bola en una especia de canal entre el piso y su mano, en el que no cabe ninguna mano o pie de un contrario.

A mi edad yo ya me dedico a ver el baloncesto más que a jugarlo, y si me toca mejenguear ya sé muy bien lo que tengo que evitar para no hacer el ridículo. Pero, ¿qué pasa con los muchachos que se están formando en este deporte y ven a Curry como un modelo a seguir? Ahí es donde está el peligro y lo que no me deja en paz cuando veo a Curry. Es inevitable pensar en el daño que le puede estar haciendo esta especie de mago al deporte que uno quiere tanto.

Uno de carajillo quería ser como Jordan, pero las Air Jordan nunca volaron solas y los movimientos que hacía Su Majestad eran casi inigualables. Cuando uno lo trataba de imitar e intentaba en los entrenamientos dar esos giros picando el balón, luego hacer una finta de pase, girar sobre el pie pivote, hacer una finta al aro e inmediatamente saltar hacia atrás mientras lanzaba el balón; en lugar de un intento al aro lo que salía era un pase al rival porque ya uno se quedaba sin fuerza o sin aire. Uno no llegaba al partido a hacer eso, porque era imposible.

Pero con Curry yo estoy seguro que ahora todos intentan al aro desde cualquier lugar y no solo en los entrenamientos.

Yo me imagino, y lo he visto en algunos jugadores incluso de la NBA, que intentan lanzamientos a distancias que no están en el radio normal de tiro. ¿Qué genera eso? Que la esencia del baloncesto se vaya a perder poco a poco, como una pelota que rebota contra el piso luego de haber entrado tras un lanzamiento de Curry desde la otra mitad de la cancha, como uno de esas cinco o más veces que ya lo ha hecho.

No dejemos de disfrutar del talento del pequeño hijo de Dell Curry –que según escuché en un comentario durante una transmisión-, que desde que empezaba a picar el balón se rozaba con Vince Carter, cuando su padre y él eran compañeros en los Raptors. Pero hagámoslo con medida, pues hay que tener claro que Curry es una especia de cometa en la constelación de la NBA.

Su impacto en el baloncesto es diferente, encandila, impacta, atropella, y hasta a los que más saben de esto, pues ninguno de los mejores de toda la historia de la NBA se han ganado el título de jugador más valioso de forma unánime. ¿Eso lo hace mejor que Michael Jordan? Les dejo esa reflexión de tarea.


Últimas noticias

Hexagonal Concacaf

Torneo Apertura 2017

Fechas y resultados

banner

Seguínos en Facebook

Sobre nosotros

Somos un diario digital costarricense fundado el 13 de agosto del 2008, propiedad de Grupo Tico Deporte S.A.  |  2017

Copyright Ⓒ