El Barcelona paga la resaca europea ante el Deportivo La Coruña [VIDEO]

12 Mar 17
Europa Press

El FC Barcelona pagó la resaca europea, tras su remontada al París Saint Germain, al caer ante el Deportivo de La Coruña 2-1, con Celso Borges como pieza clave para los locales. Ahora le brinda al Real Madrid la oportunidad de recuperar la posición de prestigio en caso de imponerse al Real Betis en el Santiago Bernabéu.

El conjunto de Luis Enrique salió con las ideas claras ante un Deportivo muy ordenado que centró sus esfuerzos en dejar fuera de juego a Sergio Busquets con la entrada de Carles Gil por el talentoso Çolak, un incordio en los minutos finales para el repliegue azulgrana. Joselu, al aprovechar un error de Ter Stegen, adelantó a un Deportivo -sin los lesionados Sidnei, Guilherme, Andone y Mosquera- que se vio empatado al inicio del segundo tiempo.

Mejoró pero no demasiado, un Barcelona que perdió todas las segundas jugadas en la ausencia de Neymar, gracias a la entrada de Rakitic e Iniesta y lo pagó en una jugada a balón parado con el gol de Bergantiños, con lo que el Depor se tomó la revancha del 4-0 de la primera vuelta. De esta manera, Pepe Mel sigue con sus magníficas estadísticas para alejar a los suyos seis puntos del descenso, mientras que los catalanes dan vía libre al Madrid.

El Deportivo, consciente del poderío del FC Barcelona con espacios, apostó desde el principio por taponar todas las vías de escape a través de juntar las líneas y lanzar una presión adelantada de la que se sacudía el conjunto de Luis Enrique.

Los visitantes, para contrarrestar esa presión y fatigar al rival, abrían el campo con jugadores como Denis Suárez y Arda Turan pegados a la línea de cal. La apuesta le salió a la perfección a Pepe Mel durante los primeros minutos de partido al someter a Jordi Alba a una presión defensiva y evitar la proyección ofensiva del lateral, totalmente descansado ya que no participó en la histórica e inédita remontada en 'Champions League'.

Para ello, el preparador madrileño sacrificó a Emre Çolak, brillante en el último pase con menos implicación defensiva, e introdujo a Carles Gil en posición de enganche con una clara premisa: cortocircuitar la salida de Sergio Busquets.

La hoja de ruta surtía efectos ante un Barça que disfrutaba con llegadas a cuentagotas y una clara presencia de Lionel Messi en la creación y Luis Suárez en posición de matador. Charrúa y argentino comandaban el peligro azulgrana con varias combinaciones por el balcón del área, pero tanto los centrales como el guardameta Germán 'Poroto' Lux no titubeaban ni un instante.

En el único despiste deportivista, Sergio Busquets encontró la entrada de Sergi Roberto, héroe en la noche europea, pero se topó con Lux. Prácticamente en el segundo acercamiento gallego, Joselu obligó a Marc-André Ter Stegen, clave ante el PSG, a emplearse a fondo, pero en el córner posterior, el alemán dejó escapar el balón dentro del área pequeña para que Joselu, bigoleador en el Bernabéu, abriera la lata.

Luis Suárez, el más activo del Barça dentro del área, capturó con la derecha el despeje de Arribas al minuto de la segunda parte para igualar la contienda y arreglar los primeros 45 minutos del cuadro barcelonés. El golpe, lejos de mandar a la lona y de asustar al Deportivo, espoleó al equipo coruñés, que llegaba en oleadas al área de Ter Stegen hasta con disparos desde la frontal.

Como consecuencia de la necesidad de los tres puntos para proseguir en la batalla por LaLiga y de la superioridad local en los balones divididos, Luis Enrique buscó el cambio de guarismos. Para ello, dio entrada a Andrés Iniesta e Ivan Rakitic por Arda Turan, diluido, y André Gomes, que dispuso de llegadas pero no taponó los contragolpes rivales.

Contestó Mel retirando a Carles Gil, agotado en esa tarea defensiva, y metiendo en el verde a Emre Çolak, el hombre más talentoso de su equipo. Pese a que el Dépor, nada más ingresar Çolak, tuvo una contra para volver a adelantarse, los culés se adueñaron del centro del campo y empezaron a dar mayores sensaciones de peligro de cara a portería con un Denis Suárez por banda izquierda.

Al sacudirse de la presión, los de Mel avisaron con un cabezazo a la madera inalcanzable para Ter Stegen y, en el córner -inexistente- posterior, Bergantiños cabeceó abajo para anotar el 2-1. Ambos conjuntos siguieron a por todas y Luis Suárez, autor del tanto blaugrana, estampó su remate en Lux, mientras que los locales no se encerraron a sabiendas de los tres goles del rival ante el PSG en apenas siete minutos.

Así, los contragolpes no desaparecieron y el Depor pudo sentenciar ante un inspiradísimo Ter Stegen. Con este resultado, el Deportivo suma ocho puntos de doce posibles desde la llegada de Mel y frena a un Barça de resaca europea que venía de 19 partidos sin perder en el campeonato doméstico.


 

 


Últimas noticias

Hexagonal Concacaf

banner

Seguínos en Instagram

Fechas y resultados

banner

Seguínos en Facebook

Sobre nosotros

Somos un diario digital costarricense fundado el 13 de agosto del 2008, propiedad de Grupo Tico Deporte S.A.  |  2017

Copyright Ⓒ