El Barcelona sufre pero avanza a la final de la Copa del Rey [VIDEO]

El Barcelona sufre pero avanza a la final de la Copa del Rey [VIDEO] REUTERS
07 Feb 17
Europa Press

El Barcelona empató contra el Atlético de Madrid en el Camp Nou 1-1 y confirmó el boleto para la final de la Copa del Rey, que reservó con el 1-2 de la ida en el Vicente Calderón pese a salir apático y desdibujado al partido, demasiado conformista y a esperar a un Atlético de Madrid que, aunque aciago de cara a gol, dominó y tuvo opciones hasta el final, en un partido loco, de intentar culminar la remontada.

Si bien Luis Enrique comentó en la previa que irían a buscar el triunfo, el Barça se vio sorprendido por una presión muy alta y agresiva de un Atlético de Madrid que sí cumplió con lo esperado. Ya en el primer minuto chutaron y durante el encuentro tuvieron buenas ocasiones para marcar. Lo hizo Griezmann, anulado cuando era gol legal, y Gameiro nada más fallar anteriormente un penalti que, de transformarlo, hubiera cambiado el escenario.

El Barça y a buen seguro la afición del Camp Nou respiraron cuando Gameiro falló el penalti pero sufrieron con el empate del propio francés, a pase de la muerte de Antoine Griezmann. Quedaban siete minutos para el final y el Atlético la buscó, pero no la tuvo. Los mínimos que se había exigido el Barça se rozaron, pues fue un partido malo para los de Luis Enrique, demasiado aculados atrás y sin chispa arriba. Además, acabaron con nueve jugadores, por diez del Atlético, y agotados física y mentalmente, aunque pensando ya en la cuarta final de Copa consecutiva.

Solo Leo Messi, que se inventó de la nada una jugada marca de la casa, dio luz al Barça. El '10' se fue de todo jugador 'colchonero', primero se rifó a Godín, caracoleó, frenó, arrancó y chutó raso y buscando el palo. Pudo desviarla Moyà pero un atento y desmarcado Luis Suárez cogió el rechace y puso un 1-0 que acercaba al Barça a la final, y acabó siendo clave.

También envió una falta directa al palo todavía con ese 1-0 en el marcador pero la verdad es que poco más hizo ofensivamente el Barça. La tensión del partido, el estar en el aire el billete a la final y la intensidad del juego propició que el choque enloqueciera con el paso de los minutos.

Con tres expulsiones, las de Sergi Roberto y Luis Suárez en el Barça --se perderán la final-- y la de Carrasco en el Atlético de Madrid, con un gol mal anulado a Griezmann pero un penalti, el fallado por Gameiro, muy justo. Polémica, cambios de dominador y ciertas entradas bruscas movieron el foco de atención del balón a lo extradeportivo.

En lo meramente futbolístico el partido deja a dos grandes ausentes para la final, pues Luis Suárez vio dos amarillas al final del partido y Sergi Roberto se jugó la roja hasta que la vio. Un Suárez que marcó haciendo de 'killer' pero no pudo apostar mucho más, y Arda Turan no pudo emular en el extremo a un Neymar que, sancionado en esta vuelta, sí podrá jugar la final igual que un Leo Messi apercibido que se salvó de la caza de brujas en ambos bandos del árbitro.

No brilló el Barça porque no tuvo centro del campo, no pudo superar la presión alta del Atlético de Madrid y cuando lo hizo se precipitó en ataque, perdiendo demasiados balones. Un juego directo inefectivo e improductivo. Cuando el Atlético perdió fuelle mejoró el Barça, pero en ningún momento estuvo cómodo en el Camp Nou y tuvo que sufrir con igualdad numérica y en inferioridad, de todos modos.

Eso sí, la sensación de peligro por parte del Atlético también fue a menos, como su presión, y sólo el 1-1 propició que sobrevolara por Barcelona la opción de prórroga. Al principio del partido, Jasper Cillessen se ganó con sus buenas paradas el ser el mejor de los blaugranas.

Cambios buscados y obligados. La situación cambió tras el descanso, pues el guión fue distinto con los cambios del Atlético de Madrid y FC Barcelona, buscados y obligados. El 'Cholo' Simeone dio entrada a Correa por Gaitán buscando una mayor movilidad y velocidad en ataque, y una mordiente extra.

Pero unas molestias de Godín obligaron al esta noche capitán a pedir el cambio y entró, sonoramente pitado, un Lucas Hernández que ha sido protagonista esta semana al pedir la Fiscalía siete meses de cárcel para él y seis para su pareja por la agresión que se produjo el viernes en Las Rozas (Madrid). También entró Gameiro para, cuando el Barça estaba con uno menos por expulsión de Sergi Roberto, buscar todavía más la portería de Jasper Cillessen.

Fue por unos minutos, ya que Carrasco también vio doble amarilla y dejó el terreno de juego para igualar la contienda en efectivos sobre el terreno de juego. Un campo al que entraron ovacionados Sergio Busquets y el capitán Andrés Iniesta, que recibieron el alta médica este mismo martes, para poner pausa y cierto control al juego blaugrana que se diluyó en cuanto el frenesí final llevó casi a lo paranormal el partido.

El Barça ya espera rival para la que será su 39ª final de Copa del Rey, la cuarta consecutiva y habiendo ganado las dos últimas aspira a hacer un triplete particular en la competición. O bien el Celta de Vigo o el Alavés serán el rival para un Barça que llegará mermado salvo que prosperen los posibles recursos a las expulsiones de Suárez o Sergi Roberto. El Atlético, por su parte, dice adiós a una final que apunta a que se jugará en el Vicente Calderón antes de que éste pase el testigo al nuevo feudo rojiblanco.


Últimas noticias

banner

Torneo Apertura 2017

Fechas y resultados

banner

Seguínos en Facebook

Sobre nosotros

Somos un diario digital costarricense fundado el 13 de agosto del 2008, propiedad de Grupo Tico Deporte S.A.  |  2017

Copyright Ⓒ